Open/Close Menu Zafiro Web, Haz tu negocio visible

¿Tienes problemas de dinero? ¿Quisieras saber cómo mejorar la gestión financiera de tu negocio?

Soy Gabriela Turiano, coach experta en Marketing & Negocios Profesionales y en este artículo te comparto 10 claves para mejorar la gestión financiera de tu negocio profesional.

Y claro, podríamos ¿decir quién no los tiene? en una época donde hay que ponerse a contar con los dedos de una mano los países que no están “en crisis”. Pero, y siempre te lo digo, más allá de la economía en la que vives (y de las cuentas que tienes que pagar a fin de mes), siempre puedes mejorar la situación económica y financiera de tu negocio sabiendo exactamente qué hacer.

Ya ves que hay negocios que superan todas las crisis (y les va muy bien!), otros que se montan en la ola del éxito gracias a aprovechar una crisis como una oportunidad, y otros que terminan estrellados contra una pared.

Este tema realmente me apasiona, y aunque no soy especialista en finanzas, leo todo lo que puedo, sigo muy de cerca todos los números de mi práctica profesional y trato de aplicar cada consejo en mi propio negocio. ¿Quieres hacer lo mismo? Entonces voy a compartirte estas …

# 1 – Define la meta de lo que quieres alcanzar

No hay peor forma de lograr lo que quieres que no saber exactamente qué es lo que quieres :)

En realidad no sabes cuál es el mejor camino para conseguir algo que no has definido qué es. Es imposible llegar. Y muy muy estresante.

Un ejemplo: una de mis clientas siempre le cuenta a sus seguidores que, cuando conversó conmigo y yo le sugerí el programa de coaching que ella necesitaba para desarrollar su práctica de coaching y ponerse en marcha, se dio cuenta de que no podía pagarlo de inmediato. De hecho, esa fue su respuesta “es justo lo que necesito, pero me temo que no puedo pagarlo ahora”. Pero estaba tan entusiasmada por comenzar y no quería esperar así que, ahora que tenía una meta clara y sabía exactamente lo que quería alcanzar y cuánto le costaría lo que quería,  pudo encontrarle “la vuelta” y lograr su objetivo.

Si no sabes cuánto quieres generar con tu negocio, difícilmente sepas qué tienes que hacer para lograrlo. Créeme, una vez que defines un número concreto y se vuelve tangible en tu cabeza, todo empieza a tomar forma y empiezas a encontrar diferentes caminos para lograr tu meta.

# 2 – Controla exhaustivamente tus gastos

El problema no es que gastas, si no que no sabes en qué gastas. Invertir en tu negocio, invertir en tu familia, invertir en ti, incluso en tu esparcimiento y ocio es vital para que tu negocio siga funcionando.

Pero es imprescindible que sepas cuáles son tus gastos reales. Con la mayoría de los clientes con quienes comienzo a trabajar no tienen idea de qué gastan. Esto tiene dos problemas fundamentales. En primer lugar, corres el riesgo de estar trabajando por centavos. Claro, cuando haces bien tus números te das cuenta que lo que gastas está apenas por debajo de lo que ingresas. ¿Tu negocio es rentable? Sí, pero a duras penas. Y no olvides incluir tus impuestos aquí, además de tus gastos operativos, sueldos si tienes personal a cargo, y también tus honorarios (te lo cuento mejor en el punto siguiente).

El segundo problema, estás tan ahorcado emocionalmente (con esa sensación de que no tienes dinero para nada) que no te das cuenta si puedes invertir o no en algo que genere más dinero en tu negocio. La respuesta en general es “no puedo” pero en realidad es que así se siente porque no tienes idea dónde estás parado. Por ejemplo, un nuevo entrenamiento que te ayude a que tus ventas sean más eficientes, o la automatización de tu marketing para liberar tiempo para atender más clientes.

Cuando sabes dónde va tu dinero no solamente puedes trabajar en hacer cada gasto más eficiente, sino que recuperas el control de tu negocio porque sabes cuáles son tus márgenes y qué inversiones te puedes permitir ahora mismo y cuánto tiempo te llevará poder alcanzar aquellas que tienes que postergar.

# 3 – Págate un sueldo

La primera vez que escuché de esta estrategia me hizo totalmente “click”. Y sin embargo, la mayoría de los empresarios que manejan su propio negocio profesional andan por ahí sin tener un pago mensual.

Esta estrategia te permite manejar tu negocio como un verdadero negocio. Y no como un contrato freelance (que no tiene nada de malo, sólo que es un enfoque diferente).

Tu pago mensual, aunque suene poco bonito, es un costo más. Si tu negocio es rentable, entonces significa que queda margen, rentabilidad, luego de pagar todos los costos e impuestos (y eso incluye tu sueldo). Entonces, con ese margen, puedes empezar a tomar decisiones de reinvertir, ahorrar, etc.

Pagarte un sueldo te permite manejar tu negocio como un verdadero negocio y te facilita tomar decisiones respecto al margen (o no) que puedas tener.

# 4 – Genera diversas fuentes de ingreso para tu negocio

Se trata de una interesante estrategia pero que tiene una trampa mortal: si te desenfocas, no vas a generar ingresos por ninguna fuente.

Si eres ordenado, sabes exactamente dónde poner el foco y mantienes una línea, una consistencia, puedes entonces diversificar como una excelente forma de crear nuevas fuentes de ingresos.

Cuando hablo de diversificar no digo que le vendas lo que haces a todo el mundo.

Tampoco que le vendas “de todo” a tu cliente ideal.

Digo que encuentres diferentes formas, métodos, caminos diferentes para ofrecerle a tu cliente ideal tu conocimiento, tu talento y tu experiencia. ¿Para qué?  Para ayudarlo desde diferentes ángulos con el mismo problema, o para llegar a otras personas dentro del mismo mercado nicho en el que trabajas, que responden mejor a otro tipo de formatos.

Un ejemplo, yo tengo mis programas de coaching & mentoring que son sólo para ciertas personas que están listas para dar un salto y transformar su negocio a través de un programa de alto nivel, pero también tengo mis entrenamientos con video-clases que te enseñan cómo generar más ventas, por ejemplo, o bien mi ebook que te enseña paso a paso y con ejercicios cómo reinventar tu profesión y convertirla en un negocio.  Todos resuelven la misma necesidad de base: crear un negocio profesional e independiente que funcione. Pero dependiendo si eres más autodidacta, o si quieres tomarte tu tiempo o si al contrario quieres resultados ya y que te digan exactamente qué pasos dar y además te acompañen en el camino, entonces elegirás la opción más adecuada para ti en este momento.

Diversificar tus fuentes de ingresos te ayuda a mejorar tu rentabilidad y también a ayudar a tus potenciales clientes a través de diferentes formatos. Pero asegúrate de no desenfocarte y ser consistente con tu oferta de valor o perderás efectividad.

# 5 – Empieza a vender tu conocimiento, en vez de tu trabajo

Sin duda esta es una de las mejores estrategias que puedo recomendarte. Y no sólo para mejorar la gestión financiera de tu negocio sino para crear un negocio próspero y que pueda crecer.

Aun cuando puedas contratar a otros para crear una estructura, si vendes tu trabajo (o sea tu tiempo, tu capacidad de hacer) entonces estás limitado a la cantidad de horas que puedas disponer para trabajar (o para controlar lo que otros hacen).

En cambio, vender tu conocimiento, tu experiencia, tu talento aplicado a resolver los problemas que puede tener tu cliente ideal, te libera tiempo para trabajar en otros proyectos, escalar tu negocio y crecer.

Por otro lado, también esto empodera a tus clientes y les ayuda a tomar acción y a tener el control de sus propios resultados.

Si ya vendes tu conocimiento, está por el buen camino. Pero si el corazón de tu negocio es justamente el hacer (por ejemplo si eres quien resuelve los problemas tecnológicos o la automatización de ciertas tareas para sus clientes) entonces es probable que nunca puedas tener un negocio donde vendas 100% tu conocimiento. Eso no significa que no puedas incluirlo (y de paso generar nuevas fuentes de ingreso)  como entrenamiento adicional, asesoramiento o incluso coaching.

# 6 – Planifica tus compras y aprovecha las promociones

También es un poco discutible y está en una delgada línea un tanto peligrosa, pero a mí me funciona muy bien así que quiero compartirla contigo. No se trata de gastar por gastar o invertir en algo que no necesitas. Hace poco lo hablaba con un cliente, si compras un entrenamiento para tenerlo en un cajón, en realidad no es una buena inversión.

Pero si planificas con tiempo qué es lo que vas a hacer este año, entonces sí es una excelente forma de invertir inteligentemente.

Te doy un ejemplo de mi propio negocio. A principios de este año uno de los mentores a quien sigo sacó una promoción especial para uno de sus entrenamientos sobre productos digitales. Lo que más me atraía (porque la verdad que ya he estado en otros entrenamientos sobre el tema y había hecho incluso mi propia experiencia) es que me daba algunas pautas sobre la tecnología a utilizar que era un tema que aún me desvelaba. A veces parece mentira que algo que se supone que está ahí para ayudarte sea lo que te frene.

En fin, compré el curso y sí, tengo que reconocer que durmió en un cajón (un cajón virtual de mi laptop!) unos cuantos meses. Pero yo tenía planificado armar varios entrenamientos este año, así que cuando llegó el momento, fui directo a ese cajón virtual y tenía lo que necesitaba en el momento justo.

El consejo es por partida doble: primero, planifica qué vas a hacer durante el año, qué estrategias vas a elegir y dónde te vas a enfocar. Y luego, sí, aprovecha si hay promociones de entrenamientos o compras que realmente sientes que son para ti, y puedes adquirirlas por anticipado con un buen ahorro.

# 7 – Ahorra creando un fondo para futuros proyectos (no para catástrofes)

De alguno de tantos libros de coaching que he leído (y ahora no me acuerdo exactamente de cuál), he “comprado” esta estrategia. Quiero decir que me convenció totalmente y me encanta, y a la aplico en mi vida y en mi negocio.

Ya sabes que es bueno ahorrar, eso ni tengo que recordártelo. Pero la mayoría de las personas que logran ahorrar lo hacen simplemente acumulando el dinero en una cuenta, o si lo separan lo hacen creando un fondo para futuras contingencias.

No digo que esté mal ser previsor, pero en cierta forma parece como si estuvieses preparándote para la catástrofe, para que las cosas malas sucedan. Lo ideal sería que crearas el mismo fondo pero para futuros proyectos.

Nunca subestimes el poder de tener una mentalidad positiva en los resultados de tu negocio y en tu propia vida. Es mucho más reconfortante ahorrar para cosas buenas que están por venir, en vez de ahorrar para cuando se vengan las malas.

# 8 – Reinvierte en tu negocio

No sé si hay mucho que aclarar en esta estrategia. Me parece que lo tienes más que claro. Es la única forma de hacer crecer tu negocio. La diferencia entre invertir y reinvertir es muy interesante. Aunque utilicemos habitualmente la palabra “invertir” indistintamente, en realidad lo que estamos diciendo es que, si estamos invirtiendo algo generado por una previa inversión, entonces estamos reinvirtiendo.

Reinvertir es signo de que la primera inversión funcionó, dio sus frutos y ahora te permite continuar la rueda invirtiendo más para generar más. Creo que es algo que no debería escaparse de tu vista. Es un signo de que estás haciendo las cosas bien.

Para esto, lo imprescindible es que sigas especialmente el consejo 3: Págate un sueldo. Básicamente porque si manejas tu negocio a la perfección, pero todo lo que ganas te lo gastas como si fuera “sólo tuyo” y eres algo desprolijo en tus finanzas personales, te dará la impresión de que tu negocio no funciona cuando en realidad lo que tienes que corregir es otro aspecto.

Lo importante es que sepas en qué invertir, que hagas tus planes para anticiparte y aproveches para sacarle el máximo rendimiento a cada inversión.

# 9 – Aprende a buscar el retorno de tus inversiones

A ver, vamos a hacerlo simple porque no hace falta ser un experto en finanzas para poder utilizar un buen retorno de inversión. Si vas a invertir u$100 en un fabuloso entrenamiento de ventas   que te va a permitir en 30 días vender tus servicios a un 25% más alto (y supongamos que vendes tus servicios a u$400), con la ganancia marginal de un solo cliente, una sola venta, recuperaste el 100% de la inversión.

Si tienes 5 ventas al mes, en un año habrás recibido u$s6000 adicionales. Y esto sin contar si generas más ventas que las habituales. ¿Me sigues? Haz tu matemática y descubre cuánto ganarás por cada inversión que realices, para entender qué tan buena será.

Y recuerda que no importa qué inversión realices, si no pones en práctica lo que aprendes, el retorno de inversión será 0 y no será culpa de la inversión…

# 10 – Anticípate a lo que va a suceder con una buena planificación

Este es un buen consejo final (y muy simple además) para cerrar esta serie de claves para mejorar la gestión financiera de tu negocio profesional. Planifica. Porque esto te ayuda a anticiparte a lo bueno y a los problemas.

¿Problemas? Gastos que suben, contratos de clientes que terminan y no se renuevan, dependencias de determinados clientes que podrían causarte inconvenientes si se va, etc.

¿Y de cosas buenas, también? El problema es cuando algo que es realmente bueno, se vuelve un problema (valga la doble redundancia!). Un caso típico, una demanda excesiva de uno o más clientes. Si no puedes atenderla, se convierte un problema tan decepcionante (o más) que un contrato que se cae.

En cualquier caso, lo bueno de una planificación es que puedes anticiparte y encontrarle la vuelta ANTES de que suceda. Estar preparado para hacerlo mejor es en cierta forma dar ese paso hacia que las cosas buenas sucedan. No se trata de nada esotérico. Es simplemente estar atento para aprovechar al máximo cada oportunidad que se presenta. Abrir bien los ojos, tener todas las variables para tomar las decisiones y dar el paso correcto, en el momento adecuado.

Espero que te hayan gustado estas claves y, ya lo sabes, me encantaría que me contaras tu experiencia en los comentarios que tienes más abajo. ¿Cuento contigo? Anímate!

¿Te ha gustado este artículo? ¿Qué te han parecido los consejos que te he compartido? Si quieres recibir más consejos, ideas y estrategias para aprender a ganar dinero vendiendo tu conocimiento, tu talento y experiencia, te invito a suscribirte gratis a mi newsletter semanal: Marketing & Negocios Profesionales.

Gabriela Turiano

Más Artículos de Gabriela Turiano

Coach Certificada, Mentora de Negocios y Experta en Marketing & Negocios Profesionales. Me dedico a asesorar a empresarios y profesionales independientes para que aprendan a ganar dinero vendiendo su conocimiento, experiencia y talento, y en definitiva para convertir su profesión en un negocio rentable. Recibe semanalmente mis consejos, ideas y estrategias suscribiéndote gratis al newsletter Marketing & Negocios Profesionales o visitandowww.gabrielaturiano.com.

© 2015 Diseñada por Zafiroweb