Open/Close Menu Zafiro Web, Haz tu negocio visible

La vida tiene muchas maneras de enseñarnos, incluso aquellas cosas que nos parecen “pequeñas”. Ya no digamos las que solemos catalogar de “difíciles”, como aprender un nuevo idioma. En este artículo te comparto 5 lecciones que he aprendido en ello acerca de lo que significa emprender y conectarse con el cliente ideal.

Desde hace algunas semanas -¡por fin!- decidí aprender alemán. Siempre me ha gustado aprender, conocer otras culturas y en un mundo globalizado, si tienes un negocio internacional o te relacionas con personas que no son de tu país, tener sensibilidad cultural es clave.

Sin afán de hacerle propaganda, la app Duolingo es la que me está ayudando en ese proceso ????

Aprender una nueva lengua es fascinante, pero a la vez retador, pues a los adultos nos cuesta más que a los niños retener palabras, sonidos y frases nuevas. Pero como todo reto nuevo, te refresca, te ayuda a generar nuevas ideas y te mantiene en movimiento.

Por eso, hoy te comparto 5 lecciones que aprender un nuevo idioma me ha enseñado acerca de marketing y emprendimiento, y que espero te ayuden a ti también en tu negocio:

Una nueva lengua te abre otro mundo

Te permite comunicarte con un grupo de personas a las que antes no tenías acceso, y conoces aspectos de esa cultura que antes no estaban a tu alcance. Como emprendedor, te pasa exactamente eso, especialmente si no estás rodeado de mucha gente que entienda el camino que has decidido tomar. Al principio te sientes como un “extranjero”, pero poco a poco tu inserción en ese estilo de vida va asentándose. En cuanto al marketing, es como aprender el idioma de tu cliente ideal. Si sabes qué le preocupa, qué palabras clave resuenan con esas preocupaciones y lo que desea lograr será más fácil conectar con él.

Aprendes haciendo

Aprender otro idioma es como aprender a conducir. Podrás saber toda la teoría, pero sin aplicar todo lo olvidarás. Hay mucho contenido impreso y en Internet, frases que te inspiran, y demás, pero no es hasta que decides emprender o aplicar tal o cual estrategia de marketing que compruebas si funciona para ti o no. Planifica, implementa, evalúa. Si funciona, repetir, y si no, reajustar, pero nunca dejar de hacer.

Tus errores te enseñan

Nadie ha nacido pudiendo ejecutar una tarea a la perfección: aprendimos a caminar cayéndonos. Aprendimos a hablar pronunciando mal al principio, pero fuimos mejorando con el tiempo y con el uso. Tanto a la hora de crear y lanzar nuevos productos/servicios como al probar nuevas estrategias de marketing, ha habido momentos en que tus tácticas han sido un boom. Pero otras veces, no importa cuánto esfuerzo y expectativas hayas puesto, creíste que no fallaría y sin embargo falló. Sucede. Pero lo importante es no quedarte allí, sino evaluar, hacer cambios, e intentarlo nuevamente, no hay modo más efectivo de aprender.

Consistencia, y no solo paciencia, es lo principal

Se nos ha dicho que la paciencia es la madre de todas las virtudes. Ciertamente es muy útil, pero no lo es todo. También hay que darle tiempo a las estrategias para que demuestren su potencial. Vivimos en una sociedad donde todo es para ya. Pero con tu negocio y tu marketing, no es así. Como no puedes pedirle peras al olmo no puedes pedirle a tu negocio ingresos de 6 cifras con 3 meses de funcionar, o si abriste ayer tu página de Facebook tener ya más de 100 nuevos clientes. Quisiera decirte que esas expectativas son realizables, pero no. Tanto tu negocio como tu marketing son como una planta cuya semilla cultivas hoy y a base de regarla diariamente, abonarla, cuidarla, irá creciendo.

Humildad

Siempre he creído que una de las razones -a nivel social claro está, lo biológico es aparte- por la que siendo niños aprendemos mucho más rápido es porque aún no se han desarrollado muchas de las inseguridades que nos acompañan en la adultez. Si el niño pronuncia mal, en lugar de avergonzarse, recibe la corrección y aquí no pasó nada. Sabemos que no tenemos todas las respuestas, y estamos en paz con ello, aprendiendo poco a poco a movernos en este mundo. No nos damos permiso de admitir que no lo sabemos todo por miedo a quedar mal, pero la humildad al final paga bien. Si tienes un negocio y ves que hay estrategias que no están funcionando, productos que el mercado no acepta ni compra, y tienes la voluntad de corregir el rumbo, tu negocio sale adelante. Se trata de reconocer que quizá no tenías tanta razón como creías respecto a ese tema, y esas decisiones tu negocio las agradece ????

Espero que estas lecciones te ayuden en las decisiones relacionadas con tu negocio y/o tu marketing, y quien quita, te anime a retarte aprendiendo otro idioma ????

¿Y tú, tienes experiencia estudiando otros idiomas? ¿Estás de acuerdo con el artículo, y que otras agregarías?

Si te ha interesado el contenido de este artículo y quisieras recibir más como estos todas las semanas en tu bandeja de entrada, te invito a suscribirte a mi Boletín Semanal para más consejos y estrategias sobre cómo conectar de manera auténtica con tu cliente ideal.

Isa Martínez

Coach certificada y especialista en comunicación y marketing, trabajo con profesionales independientes y empresarios que desean conectarse de manera auténtica con su mercado a través del marketing online para aumentar su visibilidad y atraer más clientes. Si quieres leer más artículos, únete a mi comunidad y recibe gratis mi boletín semanal o visitando mi sitio www.isamartinez.net.

© 2015 Diseñada por Zafiroweb